Vemaifer.es

Mantenimiento de la desbrozadora.

Cuidados de la desbrozadora

Realizar el mantenimiento de tu desbrozadora para que siempre esté en óptimas condiciones es una tarea simple y no requiere de ninguna habilidad técnica especial. En éste post te lo explicamos para que mantengas tu desbrozadora en perfecto estado de funcionamiento como el primer día siguiendo sólo 6 sencillos pasos:

• Limpiar la máquina y el conjunto de corte al final de cada trabajo.

Cada vez que acabemos de usarla, antes de guardarla se debe limpiar la desbrozadora en especial por la parte más próxima al suelo para eliminar los restos de vegetación, barro o cualquier resto que pueda haber salpicado dependiendo del terreno.

• Limpiar el filtro de aire cada 10 horas de funcionamiento:

Debemos revisar el filtro de aire cada 10 horas de trabajo y limpiarlo si hiciera falta o reemplazarlo si está excesivamente sucio o dañado. Puedes ver el post de limpieza de filtros pinchando aqui.

• Limpiar las aletas del cilindro periódicamente:

Las aletas del cilindro son las encargadas junto con otras piezas de realizar la refrigeración del motor. Por eso es importante que estén limpias para evitar un sobrecalentamiento especialmente con temperaturas ambientales altas. Para ello basta con quitar la tapa superior del motor y eliminar cualquier posible resto de suciedad simplemente con con un cepillo o un chorro de aire comprimido.

• Limpiar la bujía periódicamente y verifique la separación de los electrodos:

Para limpiar la bujía la quitaremos del motor y la limpiaremos con un cepillo metálico y comprobaremos que la distancia entre electrodos es la que indica el manual de la desbrozadora en concreto. Esta suele ser de 0,5 mm. Si está muy gastada la cambiaremos directamente. Para ponerla la enroscamos a mano y le damos el apriete final con la llave.

• Cada 30 horas de funcionamiento verifiqua el nivel de grasa del par de engranajes cónicos:

Esta operación consiste en añadir grasa a los piñones del codo de engranajes y basta con quitar el tapón y añadir la grasa necesaria para que esté completamente lubricado. En los modelos de desbrozadora de mochila engrasaremos también el acoplamiento del eje de transmisión flexible cada 20 horas de funcionamiento.

• Recuerda afilar la cuchilla periódicamente:

Con una lima plana afilaremos los filos de la cuchilla según sea necesario conservando los ángulos originales.


Con estas sencillas acciones tu desbrozadora funcionará como el primer día durante muchos años. Recuerda utilizar recámbios y accesorios originales para garantizar un correcto funcionamiento y evitar daños.





Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información